Vicios ocultos en viviendas nuevas, ¿qué debo hacer?

Consejos

vicios ocultos viviendas

Los desperfectos en inmuebles nuevos son menos comunes ya que la teoría dice que no deberían tener problemas. Sin embargo, la práctica es bien diferente ya que existen pisos de construcción reciente que tienen este problema. A continuación, te contamos lo que tienes que saber en este caso:

  • El plazo para reclamar los daños materiales referentes a los elementos del acabado de obras es de hasta 1 año.
  • El promotor tiene un seguro que nos protege durante una década de los problemas en los materiales, la carga, la cimentación y todo lo que afecte a los muros de carga, y elementos estructurales que afecten a la mecánica y estabilidad del edificio y que pongan en peligro la estancia en la vivienda. Aquí el importe a reclamar varía entre un 5%, un 30 % y hasta un 100% del precio final de la reparación.
  • En el caso de los defectos derivados de los elementos constructivos o las instalaciones que afecten a la habitabilidad el plazo para reclamar al seguro del promotor es de tres años.

Finalmente, cabe recordar que el mayor problema de los vicios ocultos es determinar si lo son o no y reclamarlos a tiempo. Otro tema también es determinar si el propietario sabía o no el problema antes de vender o alquilar, por lo que en muchos casos puede llevar el tema a juicio.

¡Así que ya sabéis, leed bien el contrato o pedir garantías al propietario! O por el contrario, contratad una agencia inmobiliaria de confianza que vele por vuestros intereses!

Nuevas tendencias inmobiliarias: los jóvenes prefieren alquilar que comprar una casa.

Consejos

inmueble

El alquiler de viviendas es una de las opciones primordiales para los jóvenes, tanto para viajar como para primera residencia. Así quedó reflejado en el desayuno de Alicante Plaza que se celebró en Benidorm este pasado miércoles para debatir sobre las tendencias actuales en el mercado inmobiliario, organizado con la colaboración de BBVA y el hotel Port Benidorm. El protagonismo del debate se lo llevaron los futuros y actuales clientes, como la incursión de las nuevas tecnologías en el sector.

Yolanda de la Cruz, product manager de BBVA Valora, hizo un perfil de los ‘millennials’, que son el público objetivo a día de hoy y en los próximos años. “Ahora lo quieren todo rápido, toda la información y que no les engañes”, dijo. Eso sí, todo ello de forma sencilla, que no tengan que trabajar los datos de los que disponen para tomar una decisión. Para ello han desarrollado la mencionada herramienta.

La experta indicó que lo importante es conocer a los clientes. “Las nuevas generaciones no quieren el contacto físico hasta el último momento. Nos tenemos que adaptar porque el cliente futuro es así”, comentó Yolanda de la Cruz.

Sácale partido a tu casa con estas reformas. Revaloriza tu hogar

Consejos

venta de inmuebles

Desde colocar unas simples flores, pasando por reubicar el mobiliario, pintar una pared, o incluso, instalar unas placas solares, todo vale para que el precio de tu vivienda aumente considerablemente.

Reformas que, a priori, pueden ser muy sencillas y económicas, y que harán crecer el valor de tu casa notoriamente, ya sea para seguir viviendo en ella o para venderla o alquilarla.

A continuación te mostramos 3 consejos muy útiles:

  1. Lo primero, y más sencillo que podemos realizar en casa es pintar. Esta acción tan simple aumentará considerablemente el valor del inmueble, sobre todo si apostamos por tonos claros que aumenten la visión general y aporten luminosidad a cada espacio.
  2. La siguiente reforma será ganar más espacio en determinadas habitaciones. Esto lo conseguiremos gracias al cambio de armarios convencionales por empotrados, más actuales, o por el cerramiento de terrazas. Ganaremos metros habitables, a la vez que tendrá un aspecto más actualizado.
  3. Seguimos con más reformas. Otra acción que podemos realizar en casa para aumentar su valor es cambiar el suelo antiguo por un piso renovado. El parqué, madera o sus imitaciones son las más atrayentes para clientes finales de viviendas.

La primera impresión es la que cuenta

Eso todos lo sabemos. No os contamos nada nuevo si os decimos que, nada más pisar una casa, nos dará una u otra sensación, dependiendo de muchos factores, pero el más importante es la decoración y distribución.

Como broche final también podemos cambiar la distribución de algunas habitaciones, así conseguiremos una buena eficiencia energética de la vivienda y, finaliza con realizar una inversión de ahorro real en casa.

Todos los gastos que debes tener en cuenta a la hora de firmar una hipoteca

Consejos

inmueble

La hipoteca es mucho más que un contrato con el banco. Para quien se compra la vivienda, el préstamo es un ir y venir de papeleos y gastos que comienzan antes de la firma.

En términos generales, y sumando los impuestos asociados a la compraventa, el coste total se sitúa entre el 8% y el 13% del precio de la vivienda.

A continuación, repasamos todos los gastos sujetos a una hipoteca:

  1. Gastos previos a la concesión
    • La tasación: se trata de una valoración obligatoria contemplada en la ley que busca determinar el valor real del inmueble. Por regla general, las entidades financieras prestan en torno al 80% del valor de la tasación.
    • La nota simple: aunque no es algo obligatorio, esta nota permite conocer si la casa tiene deudas pendientes, una notificación de embargo o cerciorarse de que el titular es quien dice ser.
  2. Gastos posteriores a la concesión
    • El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (ADJ): es obligatorio t se paga siempre que se suscribe un documento notarial que posteriormente se inscribe en el Registro de la Propiedad. Su coste depende de cada comunidad autónoma.
    • El notario: es otro de los gastos obligatorios y este coste cubre el otorgamiento de la escritura pública del préstamo hipotecario y que los aranceles notariales están fijados por el Gobierno.
    • El Registro de la Propiedad: en este caso las ‘tarifas’ las fija el Ejecutivo y dependen del importe de la responsabilidad hipotecaria total.
    • La gestoría: Dicho gasto se incluye dentro de la denominada ‘provisión de fondos’ que debe pagar el cliente y donde también están el coste del notario, registro o el AJD. Una vez que están realizados y pagados todos los trámites, la gestoría te tiene que dar una liquidación y devolver el dinero sobrante, junto con las facturas de cada servicio y una copia de las escrituras.
    • Impuestos asociados a la compra: Aunque no estén directamente relacionados con la hipoteca, el cliente debe tener en cuenta que la compraventa de la vivienda lleva asociado el pago de impuestos.
    • Vinculaciones y otras comisiones: Por último, el cliente debe recordar que la firma de la hipoteca no solo supone esta batería de gastos y el pago de una cuota mensual. Recuerda que no solo debes tener en cuenta que la hipoteca no solo es la cuota. En muchos casos, y con el fin de conseguir unas condiciones lo más ventajosas posibles, el cliente negocia con el banco algunas vinculaciones como puede ser el seguro del hogar, el de vida o las tarjetas de crédito.

Gracias a la oleada de reclamaciones a las que se está enfrentando la banca, ésta ha empezado a asumir parte de estos gastos tan controvertidos.

7 consejos útiles para que el comprador negocie el precio de una vivienda

compra inmuebles

Pese a que el precio de la vivienda en determinadas zonas de España está comenzando a subir, todavía hay muchas partes donde el comprador puede negociar el precio de compraventa.

A continuación os mostramos algunas claves para realizar una negociación eficaz y lograr descuentos que, en su caso, oscilan entre el 5% y el 20% del precio inicial:

  1. No realizar más de dos visitas al inmueble: Es cierto que debemos tener el mayor conocimiento posible de una vivienda antes de realizar una inversión de este tipo, pero todo ello son pistas que damos al vendedor sobre nuestro interés por comprar, y que jugarán en nuestra contra a la hora de negociar.
  2. Presentar una oferta razonable: Y para ello es esencial conocer el mercado a fondo. Si bien una oferta por debajo del precio inicial de un 10% en algunos casos puede ser razonable, en algún otro podría haber sido de hasta un 30%.
  3. Tener siempre otra opción ante el vendedor: Muéstrate interesado pero no desesperado por negociar. Acuda siempre a la reunión con un Plan B. Esta será la mejor forma de transmitir la sensación de que cuentas con más opciones. 
  4. Señalar una fecha límite para la aceptación de la oferta: Pon un plazo de tiempo límite para la aceptación de la oferta. Este plazo oscila habitualmente entre los 3 y 5 días, pues generalmente las negociaciones más rápidas son las que mejor evolucionan.
  5. Tener la mayor información posible del vendedor: A través de la nota simple del Registro podemos saber si la vivienda está embargada, si aún tiene hipoteca, etc.
  6. Mostrar flexibilidad con los plazos del acuerdo: Esté atento a las necesidades del vendedor para adelantarse a la hora de facilitar los términos del acuerdo.
  7. Explicar al vendedor porqué es la mejor opción:Aunque parezca mentira, el factor psicológico juega un papel fundamental a la hora de vender una vivienda.

Todos estos aspectos le darán la tranquilidad de que la operación llegará a buen puerto y que no tendrá que volver a iniciar el proceso.